Teclas sin contrapeso
Blog

Cómo estudiar un tema de oposiciones.

Hoy veremos cómo estudiar un tema de oposiciones. Aunque esta serie está orientada hacia oposiciones de conservatorio, este apartado en concreto vale para todas. Así que aunque no seas músico eres más que bienvenid@.

Dentro del primer bloque de pruebas de las oposiciones el tema es la parte más importante. Creo que es de las más fáciles de preparar si se hace con un poco de cabeza. Voy a contaros las cosas que me funcionaron y los errores que cometí al prepararlos.

RebajasBestseller No. 1
RebajasBestseller No. 3
Temario Música. Oposiciones. Cuerpo de maestros
Temario Música. Oposiciones. Cuerpo de maestros
ANDRES DIEZ, INES (Author)
47,50 EUR

Elige cuantos temas vas a estudiar.

Es el primer paso pero hay que hacerlo, en mi opinión, teniendo en cuenta 3 cosas.

1.- El porcentaje de seguridad. Dependerá del tiempo que tengas pero creo que si has dado clases hay muchos temas que puedes más o menos sacar sin mucho estudio. Así que en mi caso fui a una página como esta. A mi me gusta que me digan el porcentaje de posibilidades para todas las opciones porque esto me permitió ver que de estudiar 22 temas a 23 sólo aumentaba un 0,68% de probabilidades y a medida que voy subiendo se reduce más y más. Decidí que el tiempo necesario para estudiarme un tema y sobre todo mantenerlo durante un cierto tiempo en la cabeza no merecía el esfuerzo para un 0,68% más de seguridad. Así que esa era mi meta 22 temas.

2.- Afinidad. Hay temas que puedes hacer casi sin estudiar, los pedagógicos, los que tengas conocimientos por algún motivo o los que te resulten interesantes por afinidad. Tengo que decir que estudiando para las oposiciones aprendí muchísimas cosas muy interesantes que hoy utilizo en mis clases. Creo que plantearlo de una manera positiva te ayudará a aprender los temas de mejor humor y a sacarles más provecho. Yo me convencí de que no estaba estudiando para unas oposiciones si no que estaba estudiando para ser un profesor más completo. A mi me funcionó.

3.- Longitud. Los temas históricos requieren de mucho más esfuerzo y dedicación que los otros temas. Yo me preparé 5 o 6 históricos (los que me sonaban más) pero tenía claro que no elegiría esos si me salían salvo que los otros no los tuviera muy claros.

Ese día toca esperar un poco de suerte o lógica estadística, raro será que no te salga y si no, no te vengas a abajo, a improvisar y a crear un tema con lo que sepas de los demás (sin que se note demasiado). Irás viendo que muchos de los temas tienen partes en común. Si puedes estudia todos los que sean parecidos porque tendrás mucho trabajo hecho.

Haz un simulacro pronto.

Este fue el mayor error que cometí sin duda. Yo me estudié todos los temas y cuando ya iban quedando 3 o 4 semanas empecé a hacer simulacros. Mi sorpresa fue que pese a que hoy en día apenas escribo a boli, era capaz de escribir en el tiempo que me daban para la prueba, más de lo que me había aprendido. En ese momento pensé que era hasta mejor, me daría tiempo a hacerlo con buena letra y que había sintetizado todo muy bien.

Como os comentaba en el primer video eso no es así, se puntúa casi al peso. Cuanto más escribas más te puntúan. No tanto porque parezca que escribes mucho, sino porque tienes más posibilidades de contar los ítems que el tribunal tiene en las hojas de corrección. Ha nombrado el apartado 1,2,3 y 5, pues tantos tics y tantos puntos.

Haz un simulacro en cuanto tengas 4 o 5 temas. Hazte un minisorteo, ponte el reloj y mira de lo que eres capaz. Si ves que vas justo, perfecto haz el resto de resúmenes como ese (es probable que ese día se te olvide alguna cosa así que seguro que no irás tan justo), que te quedas corto, empieza a ampliar el resto de temas.

Hazte un orden de prioridad.

Hazte una tabla de orden de prioridad de mejor a peor. No dejes esa decisión para el día con más nervios y presión. Tanto para el tema como para el examen de unidades. Creo que lo mejor es dejar el menor número de decisiones posibles para ese día.

Ese día, salen las bolas y en cuanto empiezan a escribirlos en la pizarra y sale uno de los temas que tienes de los primero ya ni escuchas los demás. Te pones a pensar en el esquema de este tema mientras siguen escribiendo. Así ganas unos 10 minutos en lo que todas las aulas se ponen a la altura y dan comienzo el examen.

Una cosa que aprendí ese día es que algunos tribunales dan la opción a salir voluntario para sacar las bolas. Si la dan preséntate sin dudar. Así serás el primero en saber los temas y ganas todavía más tiempo. En cuanto te sientes nada más llegar te pones a repasar. Se ve que una compañera de mi aula lo tenía clarísimo y me llamó la atención la velocidad con la que se presentó. Pensé que sería una buena estrategia para futuras oposiciones.

Haz varios simulacros cerca de la fecha.

Evidentemente a medida que se acerca la fecha tienes que dejar tiempo para hacer simulacros (varios). No sólo de los temas si no de cada prueba. Ahora os comento un pequeño toc que puede parecer una tontería pero que a mi me dio muy buen resultado. Cuando tengo un concierto siempre llevo un cable de más por si el que llevo ser estropea, un pedal de más por lo mismo, etc. Por supuesto, ese toc también lo tenía en las oposiciones.

Cuando quedaba un mes y empecé a hacer simulacros. Fui a una gran superficie, compre 5 bolígrafos azules de distintas marcas y comprobé con cuál de ellos era con el que más rápido escribía sin que la tinta se corriera. Probé en varios tipos de folio y hecho. Cuando lo tuve claro volví a la tienda y compré 2 azules y 1 negro (por si acaso). El que ya tenía abierto y otro los utilicé para los simulacros. Dejé uno sin estrenar de repuesto. Al examen llevé el menos gastado y ya usado y el azul y el negro sin estrenar (Tocs 😅).

Recomendaciones típicas

Doy por hecho que la gente que ve este video tiene un cierto conocimiento del proceso de oposiciones, por eso me he saltado explicación. Os recomiendo leer muy bien la convocatoria de oposiciones y los ítems a evaluar (los suelen publicar y son super importantes). Estos ítems son lo más importante a revisar en cada una de las pruebas porque seguramente los miembros del tribunal los tengan delante el día de la lectura del tema.

Recomendaciones que podría hacer sobre qué escribir: un amigo me aconsejó que dejara huevitos de pascua (la gente de Latinoamérica me entenderá). El truco es ir dejando pequeños detalles que demuestren que has dado clase, sabes de lo que hablas y que no te has estudiado un temario de arriba a abajo y lo vas a escribir del tirón. Pon pequeñas anécdotas o frases que hagan el tema un poco más personal. En mi caso escribí sobre los conocimientos que tenía sobre afinación de pianos, algunos datos interesantes que cogí de algún curso, algún ejercicio que hacía con los alumnos que llamara la atención.

Sí, es un tema pero enfocarlo hacia las clases que das creo que es una buena estrategia. Llevarlo hacia la dirección de las unidades es algo que creo que va muy bien y que te diferenciará del que se limite a contar la vida de Beethoven.

En la bibliografía, para no volverte loco, hazte con una “base de datos mental” de libros que te puedan valer para 4 o 5 temas. Yo tenía 6 o 7 que me encajaban en 10 o más temas. Algunos los he recomendado en el canal recientemente.

Por último, lee bien el título del tema y no dejes ningún apartado sin hacer. Parece una tontería pero son títulos muy largos.

En realidad podría hacer un video con muchísimas pequeñas recomendaciones como estas, pero creo que muchas son evidentes y que las irás viendo a medida que te vayas preparando. De todas formas si tienes dudas siempre me puedes dejar un comentario.

Como he dicho en la primera parte de esta serie, no voy a vender nada, ni cursos, ni clases. Simplemente me hice la promesa de que si sacaba las oposiciones intentaría ayudar a los que tienen que pasar por este proceso. Lo hago con videoconferencias con antiguos compañeros y amigos y creo que con estos videos puedo de alguna manera ayudar a todos los que no conozco. Además como decía Michael Lewis: “Es importante reconocer, sobre todo, que si has tenido éxito, también has tenido suerte, y con la suerte viene la deuda. Les debes algo no solo a los dioses, sino a todos los que no han tenido tanta suerte”.

Mucha suerte. A seguir estudiando, nos vemos en el próximo.

Oposiciones docentes
  • López, Miguel Ángel Caballero (Author)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.